miércoles, 19 de noviembre de 2008

Dejar de Administrar Mediocridad

Todos tenemos una vida de aprendizajes, de creatividad y de indefensión. Atravesamos huracanes propios y ajenos, somos ambiguos y contradictorios. Y también somos hijos dilectos de las estrellas. El Calcio de nuestros huesos, el Carbono de nuestro ADN, el Hierro de nuestra sangre han sido producidos en los hornos estelares. También es cierto que cada uno de nosotros es una única creación repleta de simientes germinativas que es bueno desarrollar. Muchas veces los conocimientos que poseemos se vuelven obstáculos para adquirir nuevas y necesarias informaciones. Los seres humanos transitamos permanentemente entre una “Energía de Conservación” y una “Energía de Mutación”.Y en ese pulso incesante entre nuestras polaridades y la permanente retroalimentación con nuestras relaciones, vamos creciendo, aprendiendo y fluyendo con más armonía por la vida.Lo que deseamos es hacer una invitación (“in” “vita”: entrar en la vida) a DEJAR DE ADMINISTRAR MEDIOCRIDAD y reencontrarnos con todo lo bello de nuestras almas, que a veces está enojada, porque nos dispersamos en nimiedades y nos olvidamos de nuestra esencialidad. Cada uno de nosotros es una única creación. Respetémosla. Es bueno que comencemos a ACEPTARNOS, ya que siempre hay una razón para “estar como se está”. Es hora de dejar de preguntarles a otros ¿qué harían en nuestro lugar”. Es hora de comenzar a preguntarnos “¿qué haría Yo si fuera Yo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario, gracias!