sábado, 13 de diciembre de 2008

Como consultar o que preguntar al Tarot


¿Dónde reside la importancia del oráculo?

En el conocimiento de sí mismo y no el pronóstico de los acontecimientos profanos de cada día. Lo que hace al Tarot tan valioso (como la astrología o el I Ching) es el profundo conocimiento para nuestras tareas de la vida y acerca de la naturaleza de nuestro ser, al que nos puede conducir este oráculo a cada uno de nosotros.

¿Qué preguntas se pueden hacer a las cartas?

  • Se les puede preguntar sobre el actual estado de un asunto o de un proceso de desarrollo.
  • Sobre futuras tendencias o perspectivas.
  • Sobre un consejo para resolver un problema o alcanzar una meta.
  • Sobre las causas o razones de un suceso.
  • Acerca de cuál sería la mejor decisión o la forma de proceder más acertada.
  • Nos pueden ayudar a conocernos mejor a nosotros mismos e investigar acerca de nuestra persona.

¿Sobre qué no nos pueden hablar las cartas?
Las cartas nos pueden mostrar un tema de una manera ilustrativas, pero sin mencionar nombres o lugares y tampoco números de teléfono, fechas, horarios, etc. No pueden dar tampoco un diagnóstico médico. Y, sobre todo, no son capaces de contestar con un "sí" o un "no". Si alguien busca respuesta a este tipo de cuestiones, debería probar echando una moneda al aire. Sin embargo, resultan de gran ayuda cuando nos vemos obligados a tomar una decisión importante, ya que nos muestran las consecuencias que puede traernos el decidirnos de una manera u otra sin privarnos por ello de la libertad de elegir finalmente lo que nosotros consideremos oportuno.

¿Existe una interpretación misteriosa, aunque verdadera, definitiva y objetiva de las cartas?
No. Las interpretaciones de las cartas son solo de carácter subjetivo. Por esta razón nos encontramos en parte con las más variadas y contradictorias declaraciones en los libros y en las interpretaciones de expertos de indudable competencia. Y la causa de esto es que el Tarot no es un lenguaje misterioso que en un momento determinado fuese intentado por un sabio o por un grupo de adeptos y que se pudiese interpretar descifrando un código. Se trata más bien -sobre todo en el caso de las cartas de los Arcanos Mayores - de símbolos arquetípicos que se corresponden con el lenguaje de imágenes de nuestra alma y que derivan de él. En consecuencia, la llave que nos permite comprender e interpretar las cartas del Tarot se encuentra no tanto en ciertos círculos de ocultismo, sino más bien en la psicología profunda de C.G. Jung. Un símbolo en sí mismo nunca resulta unívoco, ni tampoco puede ser entendido en toda su profundidad. Por esta razón las más diversas interpretaciones pueden ser consideradas como acertadas, ya que cada una de ellas enfoca un aspecto diferente de la totalidad.

¿Que diferencias de calidad existen en las interpretaciones de cartas?
La calidad de la interpretación depende, como es natural, del horizonte del interpretador. Aquel que vive con una visión del mundo limitada, solo podrá interpretar las cartas con la estrechez de sus ideas. Por otra parte, la comprensión del consultante depende siempre de su grado de madurez. Sí solo quiere saber si por fin va a tener suerte y cuándo, si va algo bien o cuándo va a superar finalmente algo desagradable, sin interesarse por las causas profundas, quizá se verá desengañado ante un consejo verdaderamente serio y competente, pues allí no puede encontrar una respuesta sencilla.

¿Cuál es la fiabilidad de un oráculo de cartas?
Tan fiables como el consejo de un anciano hombre sabio. Por ello, se deben tomar en serio las indicaciones de las cartas y tomar en consideración sus recomendaciones. Pero como no se puede encontrar una verdad absoluta en el mundo esta tampoco se encuentra en el Tarot.
Las cartas, como otros oráculos, hacen alusión a experiencias que tendremos. A este respecto, su declaración es muy segura. Pero no se puede predecir con precisión como van a reaccionar una persona ante estas experiencias y qué acontecimientos pueden surgir a partir de dichas experiencias. Esto es válido especialmente para aquellas personas que viven muy conscientes y que, en caso de difíciles desafíos, no evitan una aparente y cómoda solución. Conforman su libertad de desarrollo humano en un contexto tan grande que la "tasa de aciertos" del pronostico es mucho más baja que en una personas que vive inconsciente o instintiva, que se entrega a su destino, que siempre sigue el camino de la menor resistencia y que por consiguiente, es mucho más predecible.
En cualquier caso, habría que partir del hecho de que ninguna forma de echar las cartas es vinculante, sino que muestra una tendencia que se cumple cuando la pregunta se sigue haciendo como hasta ahora. Pero si alguien, debido a las perspectivas que le muestra el Tarot, sigue otro camino, naturalmente, se anula la tendencia que predicen las cartas.
Extraido de http://www.astrologiatotal.com/ página de Segundo Ruiz
Consultas savia.sabia@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario, gracias!